sábado, 4 de octubre de 2014

TABLEROS DE JUEGO HISPÁNICOS EN CUZCO ( PERÚ) ( y II)






Continuamos con el artículo mencionado anteriormente:
"En cuanto al carácter del juego, se trata de una adaptación regional y peruana del juego de alquerque, un juego estratégico para dos jugadores, fácil de aprender,…. Las líneas horizontales, verticales y oblicuas indican las rutas por donde pueden moverse las fichas. En el Alquerque peninsular, llamado de doce, intervienen doce fichas por cada oponente, cuya disposición al inicio del juego se muestra en la figura 50. El objetivo del juego original consiste en capturar todas las fichas del oponente.
Al respecto es particularmente interesante (y una prueba contundente del origen peninsular del juego) el hallazgo de petroglifos y litograbados con diseños casi idénticos en Galicia…..
El juego de alquerque llegó al Perú con los conquistadores. Prueba de ello nos proporciona el cronista Felipe Poma de Ayala quien dibujó a Pizarro y Atahuallpa jugándolo, mientras el último estuvo en cautivero  Aunque Poma de Ayala describe el juego como ajedrez, no queda la menor duda que se trata del juego de Alquerque de XII, por la forma del tablero.
En el Cusco, las reglas del juego experimentaron, -posiblemente a comienzos del siglo XVII-, un cambio radical y el Alquerque se convirtió en el juego peruano conocido como "leonera", con doce fichas llamadas ovejas y una que representa el león. El juego consiste en que el león busca comerse todas las ovejas, mientras que las ovejas pueden defenderse y ganar el juego al encerrar al león. El cambio de las reglas hizo necesaria la modificación del tablero, al que fue agregado a uno de los lados del cuadrángulo o rectángulo un apéndice en forma de un pequeño triángulo invertido, partido en cuatro secciones por una línea horizontal y otra vertical. En algunos tableros (Yauri) aparece un triángulo idéntico en el lado opuesto. Un ejemplar bien conservado se encuentra grabado en una de las piedras que coronan el antepecho de la galería del segundo claustro en el antiguo Seminario de San Antonio Abad, actualmente ocupado por el Hotel Monasterio. Según Percy Paz Flores , quien recuerda haber jugado el juego en su infancia, el triangulo es la "casa del león", de donde sale para atacar a las ovejas que se encuentran congregadas en el lado opuesto del juego.
Cabe señalar que los juegos hallados en piedras de albardilla que sirven de remate al antepecho de la galería en el segundo piso de dos edificios del centro histórico del Cusco, se ajustan al tamaño de las piezas y son, por ello, mucho más pequeños (18 cm x 18 cm) que los juegos grabados sobre antiguos dinteles inca o piedras especialmente labradas para servir de tabla de juego, como el de Apachaco, que mide 45 cm por cada lado.

Por su emplazamiento en el atrio de la iglesia (que durante la primera parte de la época colonial sirvió de cementerio para la gente común del pueblo), Alcina Franch relacionó el juego con ritos mortuorios. Aunque encontramos el mismo juego emplazado en las cruces de piedra en otros tres templos coloniales de la zona de estudio (Zurite, Caycay y Marcaconga), predominan claramente los grabados de tableros ubicados en contextos diferentes que no permiten deducir ninguna relación con ceremonias funerarias. Tampoco existen elementos algunos que permitirían pensar que estos grabados daten de la época prehispánica. El emplazamiento de juegos grabados en piedras de albardilla del ex-monasterio de los Agustinos y en una casa particular del Cusco, a los costados de la puerta y en una esquina de la torre campanario del templo de Yauri ,erigido sobre un promontorio que domina el pueblo, y en la superficie de las rocas que afloran en la ex-hacienda de Suero y Cama , cerca de Yauri, evidencian una función no de ritual, sino de entretenimiento y distracción en tiempos de ocio."
Nota.- Se ilustra este estudio, de arriba hacia abajo, con dos ejemplos de alqerques en Espana, en concreto de la provincia de Cáceres y de Ourense; una tabla resumida de los tableros de juego estudiados; y la ilustración referida del cronista Felipe Poma de Ayala ( en la que se puede ver, no sólo  el alquerque de XII citado en el texto, sino otro más, éste, un alquerque de IX )

2 comentarios:

Felipe Torres dijo...

Qué informativo! Muchas gracias por compartir esto. Lo más curioso es que en Brasil los nativos tenían un juego llamado Adugo, y en Chile los indígenas mapuches tenían el komikán. Ambos juegos son exáctamente iguales a lo que usted describe para el juego de las ovejas, hasta con el triángulo adosado al cuadrado principal. Esto hace suponer que esta adaptación ocurrió muy temprano, y fue esta adaptación (y no el alquerque original) el que se expandió por América. No había encontrado información sobre qué tan viejo era el komikán, su post fue muy informativo. Me pregunto si en Bolivia o Argentina, por ejemplo, tienen otras adaptaciones del juego

JOSÉ M. ESPINEL CEJAS dijo...

Si el origen de éste juego fuera hispano...¿Cómo se explica que aparezca ya en yacimientos arqueológicos del norte de África? ¿Hispano y con nombre africano arabizado "Al-querque? Curioso porque en yacimientos del neolítico sahariano ya aparecen. Y todo el mundo sabe que el neolítico sahariano es muy anterior incluso al neolítico egipcio...